Temas polémicos

Pensamos que una propuesta, por muy buenas intenciones que tenga, no tendrá sentido si lo que consigue es dividir a la población. Estamos acostumbrados a ver casos en los que la división es casi del 50-50%. ¿Algunos ejemplos? Nacionalismos, modelo territorial, política lingüística, política internacional, libre circulación de personas, religiones, aborto, eutanasia, legalización de la prostitución, de las drogas. Pensamos que de nada sirve plantear votaciones al respecto de estos temas que a la vista está que dividen a la población. A la vista está que algunos son importantes, pensamos que lo mejor es profundizar en el debate, en la argumentación: en plantear pequeños avances para pequeñas soluciones de consenso.

Pongamos el ejemplo del aborto. Es un tema complicado en el que no valdrá de mucho nuestra postura personal, por muy convencidos que estemos de nuestra ética: siempre habrá división… no obstante, ¿acaso no coincidimos todos que el mundo sería mejor si hubiera menos abortos? ¿Por qué no invitar a gente que piensa diferente a que se sienten a debatir sobre cómo mejorar la educación sexual y emocional para reducir su número? Seamos constructivos.

Y como éste, muchos temas… ¿y bien, qué ocurre si tras un largo debate el momento político exige legislar? Entonces creemos en la democracia líquida y consultiva. Por ejemplo, dentro de los partidos, los temas que no se encuentren en el programa electoral, o exijan una modificación del mismo, deberían debatirse contando con la opinión de los participantes. En ese sentido, apoyamos la iniciativa promovida por el Partido de Internet: http://partidodeinternet.es/

Nosotros, en caso de no llegar a consenso en nuestras propuestas, desarrollaremos internamente la democracia directa (y la líquida en los casos en los que pueda llegar a ser práctico) para tomar todas las decisiones sobre temas que no se encuentren en el programa de nuestra plataforma, o para decidir particularidades del mismo. En esos procesos deliberativos, podrá participar toda la población, no solo los miembros o simpatizantes de la plataforma.

Y cuando una ley cause división entra la población y sea necesario legislar, creemos en una democracia consultiva, es decir, referendos, pero sólo en casos en los que el debate se haya agotado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s