Promoción en positivo

El sentido de la propuesta reside en promocionar en positivo a una gran cantidad de empresas. La protesta, la mera denuncia de las malas prácticas empresariales… no sirven de demasiado. La gente puede indignarse ante la desigualdad que supone, por ejemplo, que algunas multinacionales de la industria textil utilicen mano de obra bengalí mal pagada y sin apenas derechos laborales. Pero si no tiene alternativas a su alcance, va a indignarse, sí, pero hasta la impotencia, hasta la indiferencia, y seguirá comprando sin poder valorar el impacto social de su compra.

Para tal promoción en positivo, las administraciones que correspondan dotarán de presupuesto y herramientas a la iniciativa para coordinar las estrategias de marketing más adecuadas para favorecer a las empresas que hayan superado los criterios objetivos que marque el estándar ético. Entre tales herramientas podrían estar las siguientes:

  • La cesión gratuita de espacios publicitarios urbanos tales como marquesinas y demás elementos de la red de transportes. Espacios gratuitos (subvencionados) en periódicos locales, emisoras de radio y televisiones. Ante la probable disputa por parte de dos empresas del mismo espacio publicitario, será necesario desarrollar los criterios objetivos de adjudicación.
  • La edición de un folleto anual, recibida por buzoneo, con los establecimientos éticos del barrio del destinatario.
  • El desarrollo de una app que contenga toda la información disponible acerca de las empresas que cumplen los criterios.

¿Tienes ideas para mejorar nuestras propuestas? Participa con nosotros escribiendo a es.innovacioncolectiva@gmail.com