1.3. Las pensiones del futuro. Reducción del “día teórico de cotización” a cuatro horas

En España, para obtener una pensión de jubilación contributiva, es necesario haber cumplido sesenta y cinco años de edad y haber cubierto un período mínimo de cotización de quince años. Para determinar los períodos de cotización exigidos, la normativa española se basa en el principio del cómputo exclusivo de las horas efectivamente trabajadas, calculando su equivalencia en días teóricos de cotización. Este método queda atenuado mediante dos reglas correctoras que buscan facilitar el acceso a la protección de la seguridad social a los trabajadores a tiempo parcial.

Así, en primer lugar, se fija un concepto de «día teórico de cotización», equivalente a cinco horas diarias de trabajo efectivo, o 1.826 horas anuales. Se computan las cotizaciones efectuadas en función de las horas trabajadas, pero calculando su equivalencia en días teóricos de cotización. En segundo lugar, para causar derecho a las prestaciones de jubilación se introduce una regla específica correctora, consistente en un coeficiente multiplicador del 1,5 que, aplicado sobre los días teóricos de cotización, los aumenta facilitando así el acceso a la protección.

Enlaces:

http://economia.elpais.com/economia/2013/04/19/actualidad/1366373617_393542.html
http://curia.europa.eu/jcms/upload/docs/application/pdf/2012-11/cp120152es.pdf

Sistema de protección social deseable. Las exigencias de los sindicatos españoles

Los sindicatos tienen claro que los españoles preferirán jornadas completas mientras no mejoren las condiciones de las parciales. La Encuesta de Población Activa (EPA) del IV trimestre de 2010 les da, en parte, la razón, ya que el 51,2% de los ocupados a tiempo parcial declaraba que lo hacía por no haber podido encontrar otro tipo de empleo.

Los sindicatos son contrarios al fomento de la media jornada porque juzgan precarias sus condiciones. Toni Ferrer, secretario de acción sindical de UGT, habla de tres obstáculos para su desarrollo en España: la alta tasa de temporalidad y su frecuente vinculación a jornadas parciales, los a menudo exiguos niveles salariales que impiden vivir con la mitad del sueldo, y una protección social que considera insuficiente.

UGT y CC OO exigen cambios normativos. En el Acuerdo Económico y Social lograron introducir una cláusula de revisión a los seis meses del inicio del plan de choque para analizar su impacto y, en su caso, proponer “una nueva regulación del trabajo a tiempo parcial que incluya, entre otros aspectos, el de su protección social”.

Lo que consideran prioritario en este sentido, dice Ferrer, es que el hecho de trabajar menos horas no perjudique a las pensiones. “Se cotiza por horas trabajadas; si la cotización es baja, las pensiones también serán bajas”, asegura. Según la legislación española, a cada hora de trabajo a tiempo parcial se le aplica un coeficiente corrector del 1,5 a efectos de pensiones de jubilación e incapacidad permanente. Es decir, cada hora trabajada cuenta como hora y media cotizada para acceder a estas prestaciones. Para los sindicatos ese multiplicador es insuficiente y debería incrementarse al 1,75 o incluso al 2.

[Hasta aquí, extracto del artículo de EL PAIS de Jesús Eijo Cánovas, titulado “Hay vida más allá de la jornada completa”, a partir de aquí, elaboración propia]

Una de las razones por las que el tiempo parcial está en auge en Holanda es el sistema de protección social, ¿tanta diferencia hay con nuestro sistema de protección social?

En Holanda, no sólo tienes el paro cuando te quedas sin trabajo, allí tienes el subsidio al desempleo como he indicado antes, pero, tienes un subsidio familiar aparte que cubren parcialmente los gastos en educación a los hijos, y para los que son mayores de 18 años, les dan un subsidio directamente a ellos para que continúen con los estudios. Si eres viud@ o eres huérfano, está en llamado subsidio ANW, que que es una prestación que le da el estado a los/as viodos/as o a los huérfanos. Tienes la prestación a los discapacitados llamada TOG, que es una subvención que le dan a los padres que tienen un hijo discapacitado y que requiere más cuidados, esa es de por vida, y volvemos a los pactos de estado, son partidas que no se tocan, lo tienen asumido, que es bueno para todos.

Sin embargo, existen algunas diferencias en Holanda, por ejemplo, su Seguridad Social no es tan generosa

A que la seguridad social allí no te cubre las necesidades médicas gratuitamente, si por ejemplo has cotizado a la Seguridad Social pero el trabajador no ha contratado el sistema privado de salud (el cual lo garantiza el gobierno por otro lado), debe de pagar en el hospital por las atenciones que reciba. En Holanda, la Seguridad Social, llamada AOW, garantiza las pensiones a los trabajadores con una pensión básica estatal, la cual está en torno a los 800 eur/mes, pero el trabajador ha tenido que estar cotizando durante su vida a un plan de pensiones privado, (aunque es el gobierno quien lo garantiza también), para cobrar el 100% del salario que tenía como trabajador.

Publicado el 5 de diciembre de 2012, en proceso de revisión.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s